Con clientes cada vez más informados y exigentes, las buenas prácticas de una empresa abarcan mucho más que cumplir la ley y brindar un buen producto/servicio. Las empresas enfrentan el desafío de equilibrar el desarrollo económico con el respeto por los valores éticos, las personas, la comunidad y el medio ambiente. 

En el camino hacia la sostenibilidad, declararse en línea con los derechos humanos, los estándares laborales, el ambiente y la lucha contra la corrupción es condición necesaria pero no suficiente. Se requiere además, poner a disposición recursos, conocimientos y capacidades al servicio de la construcción de una sociedad más justa e inclusiva.

El desarrollo e implementación de un Programa de Sostenible, permite a la empresa ser consciente del impacto de sus acciones al entorno, demostrando su compromiso social a largo plazo, con sus empleados, sus clientes y la comunidad. Estas acciones cumplen un doble beneficio: colaborar con causas solidarias de manera transparente, y a su vez, mantener la imagen y credibilidad de la empresa, garantizando mayor sostenibilidad a lo largo del tiempo.  

Las buenas prácticas empiezan por casa.

graf

A la hora de empezar a ser sustentables, nada mejor que iniciar de adentro hacia afuera. Las acciones deben comenzar con los empleados, involucrandolos en los programas y convirtiéndolos en portavoces de la cultura sustentables de la organización.

Estas acciones, pueden aplicarse en la calidad de vida laboral, la comunidad, el medio ambiente, entre otros.

Te presentamos 3 formas de aplicar la sostenibilidad en tu organización:

ccc

 

Calidad de Vida Laboral: Programas enfocados en el bienestar, buscando un ambiente de trabajo saludable, que fomente la igualdad, el respeto, la salud y el equilibrio entre la vida familiar/laboral. Estas acciones son indispensables para ocuparse de las necesidades de los empleados, apoyando sus objetivos, ofreciendo mejores condiciones de desarrollo profesional y personal, con el fin potenciar y retener el talento.

sust

Sustentabilidad: Se trata de aplicar una gestión responsable y consciente de la realidad, colaborando con la prevención y generación de conciencia frente a diversos problemas medioambientales. Algunas temáticas a tratar son el reciclaje, el cuidado del agua, preservación de flora y fauna y cambio climático, entre otros.

 

 

com

 

Comunidad: La empresa debe ser consciente del impacto que su actividad genera en la comunidad en la que se encuentra, ya que el bienestar de ésta  se reflejará a su vez en el éxito o fracaso de la compañía. Para diseñar la política a aplicar, es fundamental tener en cuenta el contexto y la actividad propia que pueda generar valor tanto dentro como fuera de la empresa.

 

No pierdas tiempo en convertir tu programa sostenible en un valor diferencial para la organización.

Estás a un Clic se comenzar.

#GestiónClic

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s